Cookie Control
Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y experiencia de usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Leer más
Datos para iniciar sesión
¿De qué deseas crear la cuenta?
· Crear cuenta
· Crear cuenta de empresa
· Crear cuenta de sociedad médica
17/11/2022

ESPAÑA ES EL SEGUNDO PAÍS DE LA UE EN EL QUE MENOS HAN CRECIDO LOS SALARIOS EN 2022

La Unión Internacional de Asociaciones de Delegados Médicos, UIADM,
es la Organización que integra a todos los Visitadores Médicos del mundo.
REGÍSTRATE
  • Los españoles seguirán, todavía en 2024, muy lejos de recuperar el poder adquisitivo perdido desde la pandemia. 


Un camarero pasa por un puesto de fruta y verdura en el Mercado Central de Valencia en una imagen de archivo.

Un camarero pasa por un puesto de fruta y verdura en el Mercado Central de Valencia en una imagen de archivo. ROBER SOLSONA EP

 

La oleada inflacionaria sin precedentes en toda la historia de la eurozona está dejando secos los bolsillos de los europeos, abocándolos a una pérdida de poder adquisitivo con escasos precedentes en la historia de la unión. Con una inflación que alcanzaba el 10,7% en octubre en promedio en los países del euro, es difícil encontrar un solo Estado de los Veintisiete en el que los salarios hayan crecido de forma parecida. España no es una excepción. 

Según el informe de proyecciones macroeconómicas de otoño que publicó la Comisión Europea el pasado viernes, la remuneración de asalariados solo aumentará un 2,6% este año, lo que convierte a España en el segundo país en el que menos crecerán los salarios. Solo Eslovenia, con un incremento del 2,2%, registrará alzas más bajas. Entre las grandes economías de la UE, el incremento de los sueldos es más generoso. Solo Italia, con una revalorización esperada del 3%, se acerca a las cifras de España. Mientras que Alemania (4,6%), Francia (4,7%) e incluso Portugal (4,6%), registrarán alzas claramente superiores.

La previsión de Bruselas coincide con los datos que llegan desde la estadística de convenios colectivos que publica cada mes el Ministerio de Trabajo. Hasta octubre, los salarios negociados por convenio apenas habían repuntado un 2,64%, mientras que el repunte interanual de los precios alcanzaba el 8,8% hasta esa fecha. Los salarios pactados por convenio en lo que llevamos de año se han disparado en un rango que oscila entre el 3,8% de las profesiones científicas y técnicas y el 1,1% del sector financiero y el 1,7% de la hostelería.

El informe de la Comisión Europea prevé que los salarios ganarán impulso en 2023, un año en el que se espera que los precios empiecen a ceder y en el que también se prevé que los trabajadores exijan subidas más generosas. Sobre todo, si se tiene en cuenta que el desempleo en la eurozona está en mínimos históricos, pese a la delicada situación de la economía. El año que viene Bruselas vaticina que la remuneración de asalariados aumentará un 4,9% en España, una cifra que apenas bastará para cubrir un incremento en el IPC que rondará el 4,8%. El incremento previsto para España en 2023 es calcado al que se espera para la eurozona y está más alineado con el top 4 de la UE. Si se cumplen los augurios, en Italia los salarios crecerán un 2,5%, mientras que en Francia lo harán un 4,5% y en Alemania un 5,4%. 

Sin embargo, España volverá a alejarse de las medias europeas en 2024, el primer ejercicio en el que los salarios de los trabajadores crecerán algo más que la inflación. La Comisión prevé para España un alza salarial del 2,7% en 2024, el cuarto incremento más bajo de los Veintisiete, solo inferior a los esperados en Malta (2%), Finlandia (2,6%) y Francia (2,6%), aunque equivalente a los de Italia y Grecia (2,7%).

 

Sin recuperar el poder adquisitivo aún en 2024

Las dinámicas salariales que dibujan los expertos de la UE alejan cualquier esperanza de que los europeos vayan a recuperar el poder adquisitivo tras la pandemia en el corto plazo. Los salarios reales -es decir, el cálculo que descuenta a las subidas de sueldo esperadas la inflación prevista- seguirán todavía un 2,4% por debajo del nivel de 2019 en 2024. Y, de nuevo, España aparece entre los países más perjudicados de todo el Viejo Continente. 

En concreto, el salario real de los españoles será en 2024 un 5,9% más bajo que cuando empezó la pandemia. Solo los trabajadores de Italia, donde los salarios se habrán devaluado un 6,6%, y de República Checa (6,3%) perderán más poder adquisitivo que España. Dentro de dos años, los salarios de los alemanes se habrán devaluado un 5,1% y los de los franceses un 1,3%. De hecho, solo 12 países habrán recuperado su poder adquisitivo ya en 2024, precisamente el año en el que se espera que España vuelva por fin a su nivel de PIB anterior a la pandemia.

En todo caso, conviene recordar que la situación económica está rodeada de incertidumbre. La propia Comisión reconoce que los riesgos de que la inflación finalmente sea más elevada de lo que se espera son elevados, al igual que la posibilidad de que la economía se contraiga más de lo previsto. 

 

Negociaciones rotas entre patronal y sindicatos

Mientras España ve de reojo como los trabajadores se aproximan a la mayor devaluación de sus salarios en 40 añoslas negociaciones para acordar una hoja de ruta para las subidas en los próximos años siguen paralizadas. La última reunión del pacto de rentas -una iniciativa impulsada por el Gobierno con el visto bueno del Banco de España para repartir justamente los costes de la crisis inflacionaria- se celebró en septiembre. La patronal, que se encuentra a las puertas de unas elecciones para revalidar su presidencia, y los sindicatos no han vuelto a sentarse para discutir sobre salarios.

La última novedad en esta materia se produjo en octubre, cuando el Ministerio de Hacienda llegó a un acuerdo junto a UGT y CC OO para subir los sueldos de los empleados públicos hasta 2024. Sindicatos y Gobierno pactaron un alza del 3,5% en 2022, otra del 2% en 2023 (y otro 1% sujeto a variables) y una tercera del 1,5% en 2024 (mas otro 0,5% en variables). En lo relativo a las pensiones, el Ejecutivo ha dejado claro que las revalorizará en todos los casos en función de la inflación. Una subida que rondará el 8,5% interanual.

Con las cifras en la mesa, todo apunta a que los salarios privados se están llevando la peor parte de la crisis inflacionaria. En el lado de las empresas, el Banco de España señala que los márgenes empresariales se están manteniendo estables en la mayoría de los casos. Aunque su evolución está siendo más dinámica en la industria manufacturera y extractiva.

 

 

Fuente: 20 Minutos 

REGÍSTRATE en www.visitamedica.com y disfruta las ofertas exclusivas para nuestro colectivo.
Club Social
Volver al listado de noticias

NEWSLETTER
Si lo deseas, puedes subscribirte a nuestro boletín de noticias introduciendo tu email a continuación
SÍGUENOS EN
rss twitter linkedin youtube