Cookie Control
Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y experiencia de usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Leer más
Datos para iniciar sesión
¿De qué deseas crear la cuenta?
· Crear cuenta
· Crear cuenta de empresa
· Crear cuenta de sociedad médica
16/10/2017

ARDE GALICIA

La Unión Internacional de Asociaciones de Delegados Médicos, UIADM,
es la Organización que integra a todos los Visitadores Médicos del mundo.
REGÍSTRATE

ARDE GALICIA

Soy gallego.  Llevo en la sangre el aire puro y el cielo limpio, las nubes, la lluvia, la niebla, el viento frio,  las fragas y los ríos.  Disfruto del mar, de los agitados días de temporal, de las olas rompiendo en la costa de A Guarda o de la fragilidad del verano en la playa de las Catedrales.  Caminar por  las Fraguas do Eume, por la Ribeira Sacra o las orillas del Río Tambre es una experiencia única. La experiencia de gozar en primera persona de un paraiso natural que es de todos.

Soy un privilegiado porque vivo rodeado de naturaleza, de bosques frondosos, porque puedo ver y oler las estaciones y sentir la belleza en todo lo que me rodea. Soy un privilegiado al que enorgullece contar la exuberancia y la extraordinaria riqueza de su tierra, de sus paisajes recónditos y frondosos llenos de vida, de las sendas por descubrir que sorprenden a todos los que se dejan envolver por ellas.

A primera hora hacía calor, mucho calor para estar a mediados de Octubre. El cielo y el aire viciados, el sol oculto detrás de una bruma lejana y amarillenta que se reflejaba tenuemente sobre el suelo y el olor del viento traían la esencia de miles de árboles muertos. Durante todo el día tuve una sensación extraña de desasosiego interno hasta que llegó el primer mensaje al móvil. Arde Galicia.

Tardé en ser consciente de lo que estaba pasando. El fuego, el maldito fuego que lo destruye todo sin piedad.

Las noticias no dejaban de llegar, las imágenes de lenguas de fuego incontrolables rodeando aldeas, pueblos y ciudades del sur me encogieron el corazón. Vi a mis paisanos luchando codo con codo, con cubos, cazos, mangueras, durante todo el día y toda la noche, intentando contener el infierno. Me sentí y me siento orgulloso de todos ellos al contemplar su esfuerzo y su sacrificio por evitar la muerte del edén. Escuché los gritos de terror de quien lo pierde todo y la sensación de angustia de los que no podían hacer nada por salvarlo.  Sentí el desgarro de la impotencia y lloré pensando en mi gente, en mi familia,  en el drama de una pérdida irreparable.

Lo que soy, lo que somos, destrozado por algún o algunos cabrones sin escrúpulos que mechero en mano ejecuta el apocalipsis con el simple movimiento de un dedo. 

Llevo en la sangre el aire puro y el cielo limpio, las nubes, la lluvia, la niebla, el viento frio, las fragas y los ríos de Galicia, pero desde este domingo llevo además un deseo incontrolable de terminar con esta lacra y con los incendiarios que con algún pretexto incomprensible pretenden acabar con la esencia y el legado que nos pertenece a todos.

 JSánchez

 

REGÍSTRATE en www.visitamedica.com y disfruta las ofertas exclusivas para nuestro colectivo.
Club Social
Volver al listado de noticias


NEWSLETTER
Si lo deseas, puedes subscribirte a nuestro boletín de noticias introduciendo tu email a continuación
SÍGUENOS EN
rss twitter linkedin youtube